¿Moda Vegana?

Hay opciones vegetales que ya se están apoderando del Mundo de la Moda, ya sea a nivel textiles o cuero.

La mayoría conoce sobre el Corcho, uno de los materiales que, además de ecológico, es el más parecido al cuero. Sin embargo, ahora ha surgido el Cuero de Hongos, elaborado del capuchón de los mismos, encontrados en los bosques subtropicales. De hecho, la materia prima puede extraerse de Sudáfrica y tener su terminado en Italia. Ya existen dos compañías americanas que se dedican a trabajar el cuero hecho de micelio (la estructura de la raíz subterránea de los hongos). Y, por ejemplo, la diseñadora Stella McCartney ya lo ha utilizado en prototipos de bolsas.

Pero también ya es posible crear cuero a partir del Colágeno proveniente de las células de la levadura y no de origen animal. Algo que no deja de sorprendernos.

Por otra parte, últimamente algunas de las innovaciones más sobresalientes de la Moda “Vegana” han sido de origen frutal. Por ejemplo, se han elaborado materiales textiles naturales creados a partir de las fibras de la hoja de la piña, que además pueden ser biodegradables.

También emprendedores italianos han aprovechado la agricultura y la moda, y han convertido los residuos en materia prima. Por ejemplo, una empresa siciliana extrae celulosa cítrica de los desperdicios generados por los cultivos de frutas de la isla. Una vez convertidos en hilados y tejidos dan forma a una tela sedosa y delicada. Esta reutilización de los residuos no necesita de alguna extensión de tierra de cultivo, fertilizantes o contaminantes medioambientales. Para obtener resultados diferentes, puede mezclarse con elastano, algodón o seda, según la disponibilidad de estos otros materiales. Una de las primeras marcas de diseño en usar esta tela fue Salvatore Ferragamo.

Otra empresa italiana ha desarrollado y patentado una fibra que es el resultado de biopolímeros de la biomasa del sector vinícola (pieles, tallos y semillas de la uva). Ya se trabaja a partir de los primeros prototipos para crear vestidos, bolsos y zapatos.

Estos son solo algunos ejemplos, pero día a día están surgiendo alternativas de fibras de origen vegetal y frutal. Por lo tanto, el vestirte y llevar un estilo de vida vegana, es sano y saludable, y es ya una tendencia en todo el mundo.