Buena iniciativa para integrar a artesanos y personas de la tercera edad

 

Conjuntar la cultura y el arte de México en un producto que llegue a varias naciones para promover la riqueza mexicana, es una de las principales inquietudes de Antonio Espinoza Estrada; joven emprendedor y egresado de la Licenciatura en Comercio Internacional por la Universidad de Guanajuato y creador de la marca ZÄNÄ.

Esta marca 100% guanajuatense, nace en 2016 y se dedica a la fabricación de bolsos de piel bajo un proceso artesanal e integrando la labor de personas de la tercera edad; con ello busca que cada vez sean más las mujeres a lo largo de México y el mundo que porten con orgullo las artesanías que se fabrican en nuestro país.

“Busqué representar a mi país en un producto, quise representar la calidad, los colores y mantener la cultura; me siento orgulloso de haberlo logrado y dar mi aportación para que personas de otras partes del mundo se vayan culturizando respecto a lo que es México”.

Actualmente, se fabrican dos tipos de bolsos artesanales de piel para dama: una línea que incluye bordado en punto de cruz hecho por personas de la tercera edad y la otra pintada por artesanos de Guanajuato capital, con lo cual se apoya a estos grupos vulnerables, se preservan estas técnicas y se detona la economía local.

La aceptación de estos bellos productos ha sido excelente y a partir del mes de febrero,ZÄNÄ lanzó su nueva temporada la cual tiene novedosos diseños; asimismo debe destacarse que los bolsos ya están circulando en Corea y Francia, y próximamente se buscará llegar a más países y ciudades de México.

Antonio Espinoza explica que la idea de promover a México a través de un producto artesanal, nace tras su participación en tres programas de voluntariado en Egipto donde realizó un video promocional del lugar desde el punto de vista de un extranjero; así como en Brasil y Rumania, lugares en los cuales dio clases de inglés a niños y enseñó sobre la cultura mexicana.

Tras estas experiencias, “quería ver de qué manera podría aprovechar lo vivido, aplicar los conocimientos de mi carrera y explotar la cultura mexicana dándola a conocer al mundo”.

Aunado a ello, “buscaba aprovechar las herramientas que he adquirido y acercarme a los profesores para estar mucho más empapado del tema, para no esperar a ir a la práctica para comenzar a desarrollar la empresa”.

Respecto a la integración de personas de la tercera edad y artesanos “son un grupo muy vulnerable y cuando yo ayudo a las personas me ayudo indirectamente a mí, les creamos oportunidades y eso es una gran satisfacción”.

“Emprender nos significa siempre crear negocios, hay dos rubros: el emprendedor social y el emprendedor empresarial, entonces emprender es empezar algo nuevo y sobre todo poder acabarlo”.