HISTORIAS DE LA MODA: Christophe Dov - Embajador francés del lujo - Maestro Artesano de la Alta Costura en Piel.

Christophe renunció a su herencia familiar por México. Difícil de creer pero así fue.

El se enamoró de nuestro país desde hace 46 años gracias a su cultura, colorido, gastronomía, tradiciones y alegría.

El es originario de Lyon Francia. Nació el 18 de julio en el seno de una familia dedicada a la vestimenta en piel sobre medida; un arte que ha perfeccionado a través de las décadas y que desde los 13 años comenzó a desarrollar.

La historia de su vida es fascinante. En su juventud decidió visitar México y al quedar encantado de nuestro país, regresó a Lyon, Francia, solo para informar a su padre que se había enamorado y había decidido mudarse a México. Una determinación que para nada agradó al padre, por lo que le pidió llevar a la novia a Francia y casarse ahí. A esto Christophe contestó  “Yo me enamoré de un país no se trata de una Mujer “. El padre, ante esto, lo hizo renunciar a su herencia y a su patrimonio en el negocio familiar.

Su experiencia laboral se enriqueció durante sus años de estudio y su paso por Guy Laroche y Pierre Balmain, que lo dotaron del “savoir faire” y refinamiento del lujo francés que hasta hoy en día imprime en sus creaciones de gran calidad; elaboradas con pieles finas importadas y que conforman sus colecciones de chalecos, camisolas, chamarras, abrigos y accesorios como zapatos, cinturones, bolsas y pequeña marroquinería que se complementan con algodón, sedas, mezclilla; siempre diseñando con los mejores materiales.

Christophe comparte sus diseños y su arte con su fiel y exclusiva clientela, conformada por hombres y mujeres amantes de lo bello. También ha logrado ser reconocido a nivel nacional e internacionalmente presentando sus colecciones en ciudades como Paris, Lyon y Cannes.

Cabe mencionar que próximamente habrá de cumplir 60 años de aniversario de su creación y será un tiempo maravilloso para celebrar al francés muy nacional y eterno enamorado de México.