La Cadena de Suministros de Centro América es un ‘Pilar Central’ para USA

En la mesa de trabajo con ejecutivos de la Industria de Prendas, que estuvo codirigida por la diputada representante comercial de Estados Unidos Sarah Bianchi y Jayme White, discutieron las futuras oportunidades económicas para los USA y Centro América.

En la mesa de trabajo, que también incluyó al consejero económico del vicepresidente Michael Pyle, el enfoque fue sobre los países del Triángulo Norte - El Salvador, Guatemala y Honduras.

Bianchi expresó a los participantes: “La cadena de suministros para textiles y prendas del Hemisferio Occidental es un pilar central de la sociedad entre los Estados Unidos y los países de República Dominicana y Centro América, y su Acuerdo Comercial CAFTA-DR”.

Explicó que el CAFTA-DR y sus reglas de origen proveen la certeza necesaria para la industria para invertir y expandir las operaciones de forma que se promueva oportunidad económica, tanto para los trabajadores de USA como para los de la región.

Señaló que mantener la certeza sobre las reglas de origen y el proceso de abastecimiento a corto plazo en el CAFTA-DR es crítico para la facilitación de inversión en la región de parte de los inversionistas centro americanos y de USA.

Dijo también: “recientes preocupaciones sobre la desconfianza geográfica-extendida para la cadena de suministros y la maldad de una fuerza laboral forzada, convierten este momento en algo oportuno para expandir la producción en el Hemisferio Occidental”.

White agregó que la Oficina de los Estados Unidos, a través de su Representante Comercial, aprecian el fuerte compromiso de parte de la Industria Textil de los USA hacia Centro América.

Explicó: “Inversiones sostenibles realizadas por la Industria Textil de USA en Centro América reforzarán nuestra resiliencia en la cadena de suministros, incrementarán las oportunidades de empleo para los aliados de USA y regionales, y discutirá las preocupaciones ambientales, especialmente en vista del creciente interés del onshoring y nearshoring y producción textil”.

La Presidente y CEO del National Council of Textile Organizations, Kim Glas, dijo: “Apreciamos enormemente la administración Biden por su fuerte compromiso en querer hacer crecer los empleos bien pagados en los USA y la región, de tal forma que fortalezca este importante sector”.

Glas explicó que la Industria Textil de USA ha invertido más de $20bn de dólares en los USA y billones más en el hemisferio en las últimas décadas, para lograr crecer las oportunidades económicas en los USA y la región.

Concluyó indicando que el onshoring y nearshoring son esenciales y que mayor inversión será anunciada próximamente.

“Son tiempos emocionantes y apreciamos profundamente el apoyo de la administración en la creación de oportunidades en los USA y en el Triángulo Norte a través de toda la región”.

El comercio con la región de CAFTA-DR busca apoyar la cadena de suministros de la Industria Textil de USA, la cual empleó 530,000 trabajadores en el 2020, incluyendo empleos en el cultivo de algodón y los sectores en crecimiento como la lana, esto de acuerdo con el National Council of Textile Organizations. En 2019, el comercio en ambas vías en los sectores de prendas y textiles entre USA y CAFTA-DR excedió los USD$12.5bn a USD$3.5bn en exportaciones de USA hacia la región y USD$9bn en importaciones de parte de USA.

La disrupción causada por el Covid-19 conllevó a un decline del 25% dentro del USA-CAFTA-DR durante el 2020; sin embargo, el comercio ha estado nuevamente levantándose durante 2021 y hasta el momento es de un 45%.

A través de las reglas de origen “a partir de la hilaza” dentro del CAFTA-DR, la mayoría de la materia prima utilizada en prendas y otros productos textiles bajo el acuerdo, deben ser producidos dentro de los USA y los países del CAFTA-DR, para que estos puedan calificar con entrada libre de impuestos.

El Acuerdo también incluye flexibilidades, las cuales permiten entrada de ciertos productos que son cortados y cosidos en áreas libres de impuesto de telas que son originarias de fuera de la región.

Existe también un mecanismo de “corto abastecimiento” que se enfoca en fibras, hilazas y telas que no están comercialmente disponibles en la región y que pueden ser utilizadas en prendas que califican para un comercio libre de impuestos. Existen en estos momentos unos 150 productos dentro de esta lista de corto abastecimiento en el CAFTA-DR.

Fuente: Just Style/Detrás de la Costura, Noviembre 2021