Nueva Ley Anti-Sanciones de China.

El Comité del Congreso de la Nación de la Población de China, promulgo la Ley Anti-Sanciones (ASL por sus siglas en ingles), creando un marco legal amplio para combatir los correctivos impuestos por los gobiernos extranjeros.

Bajo la ley, individuos y entidades involucradas en hacer o implementar medidas discriminativas en contra de los ciudadanos o entidades chinas, (tales como las sanciones impuestas por los USA y otras en contra de oficiales chinos por abusos a los derechos humanos) podrían ser puestas en una lista de anti-sanciones creada por el gobierno chino. Esos que aparecieren en la lista, se les pudiera negar la entrada a China o ser expulsados del país. Sus activos dentro de China podrían ser confiscados o congelados. Podrían también sufrir de restricciones al hacer negocios con entidades o personas dentro de China. La ley aplica a las sanciones impuestas en contra de China por otros países, no por las Naciones Unidas u otros representantes internacionales. En otras palabras: China sancionará a esos que le han sancionado.

La ley se introdujo rápidamente, sin oportunidad para comentarios públicos y entró en vigor de la misma forma.

A simple vista, simplemente codifica una cantidad de acciones vengativas a las cuales Beijing ya ha respondido en cuanto a sanciones Occidentales, con Fuentes legales llamándoles un "simbólico" movimiento realizado por el gobierno chino.

Los Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido anunciaron sanciones sobre varios oficiales chinos por lo que ellos describieron como genocidio en contra de las minorías de Uyghurs, Kazakhs y otras Musulmanas Turcas en la Región Autónoma de China Xinjiang Uyghur. El gobierno chino, quien ha negado las acusaciones, indicó que sus campos son instalaciones de reeducación utilizadas para combatir el terrorismo, luego prosiguieron en anunciar sus sanciones en venganza. Todas las partes involucradas han reclamado que las sanciones en su contra son “sin fundamento”.

Pero nuevamente, el ASL es nuevo y vago, así que existe cierta incertidumbre de como podrían ser utilizadas con el paso del tiempo. No está claro aún qué tan a menudo utilizará China estas sanciones o qué tanto abarcan. Pero la ambigüedad ya ha asustado a la comunidad Empresarial, quienes están siendo requeridos a desarrollar estándares específicos chinos y operaciones — separadas de esas maniobras globales, mientras China crea su propio panorama legal.

Fuente: Detrás de las Costuras, Junio 2021