No deje ir al empleado talentoso de su organización.

Por Rosy Bautista

Al platicar con un amigo empresario sobre el artículo que escribí en la edición pasada de Mexcostura, denominado El despido como última opción me hablaba de la otra contraparte de ese tema: Está el empleado, con todo el potencial y a quién capacitas, inviertes dinero en él a través de cursos o seminarios y, al poco tiempo, te renuncia y se va a otra empresa... ¿Qué haces en estos casos?

Primeramente, la capacitación de los empleados es fundamental, en beneficio de la empresa y de ellos mismos. Es algo que no puede ser cuestionado, y menos ahora que la forma de producir, vender y comprar ha cambiado tanto. Y en estas páginas lo han reiterado nuestros colaboradores.

Toda empresa o director debe tener, entre sus prioridades, retener al talento de su organización. Sin embargo, los empleados más valiosos suelen ser los primeros en irse a diferencia del común de ellos. Y son justo los de mayor destreza los que asumen una gran responsabilidad dentro de la compañía.

Es cierto que una compensación justa es importante, pero el pago no es siempre el que mantiene a los empleados dentro de la empresa.

Veamos que puede mantener a un empleado, con todo el potencial, contento en la compañía:

  • No los limite, deles autonomía y oportunidad de seguir sus pasiones, siempre que estén de conformidad con los sistemas y funcionamientos de la empresa. Los empleados se sentirán más satisfechos.
  • Mantenga entrevistas constantes con sus trabajadores. Deles la confianza de que externen su sentir sobre lo que ellos hacen, cómo podrían mejorar su estancia en el departamento designado, qué los motiva a quedarse, por qué se irían de la empresa, qué les molesta, etc. Las respuestas pueden ser muy francas, pero le ayudarán mucho para mantener a sus trabajadores felices. La comunicación es esencial: Usted puede decirles a sus empleados lo que espera de ellos y preguntarles qué necesitan para llegar ahí, qué consideran que requieren para alcanzar esa meta, etc. De esta forma, les envía un mensaje entre líneas, de que su carrera y labor en la empresa es importante para usted, para el crecimiento y buen funcionamiento de la misma.
  • Sea receptivo, mantenga una observación continua sobre sus empleados; ellos, como la empresa y los tiempos, están en constantes cambios: Visualice qué les molesta, qué les entusiasma, que los frustra o qué éxitos esperan.
  • Forme un grupo de empleados talentosos y de alto rendimiento para incluirlos en las conversaciones sobre planes de mejoramiento y crecimiento empresarial. De esta forma, ellos se sentirán parte fundamental de la empresa y conectados con algo diferente a su rol de trabajo diario.
  • Inscríbalos a seminarios, cursos y experiencias adicionales; los empleados talentosos sienten la necesidad constante de seguir creciendo, tanto personal como profesionalmente.
  • Si bien la compensación monetaria es importante, todo talento quiere un sentido de propósito en la empresa, desea sentirse esencial.

Señor empresario, si usted quiere retener a sus empleados talentosos, debe ofrecerles responsabilidad, reconocimiento y crecimiento. Piense ¿qué hace de su empresa un excelente lugar para trabajar y, por tanto, retiene a sus empleados? Al respecto, varios profesionales lo resumen en:

  • Tener auténticos líderes.
  • Trabajo interesante.
  • Un entorno empoderador y agradable.
  • Un ambiente en que las personas puedan ser ellas mismas.

A esto usted puede sumar más elementos, seguramente. Aquí, lo importante es que los empleados con alto potencial en su empresa, se sientan parte de la misma, y no entes ajenos a ella, buscando la forma de escapar.