Cadenas de Tienda recortan órdenes y las fábricas se esfuerzan por sobrevivir

Momento complejo para las Cadenas de Tienda de Prendas de Vestir  en Europa y América, ya que están sentadas sobre un exceso de inventario y han estado recortan las órdenes de Primavera. Los agentes de sourcing se enfrentan a pagos tardíos. Las  prendas de las fabricas de Bangladesh están en los estantes.

Durante el 2020, la industria global de prendas estuvo tambaleándose. La ola de cierres debidos al COVID-19 ha desinflado sus esperanzas de recuperación. Ello sumado a una nublada entrega de vacunas.  

Algunas cadenas de tienda siguen guardando prendas del año pasado, que hubiera sido vendida en rebaja durante tiempos normales.

Dentro de la escala de la acumulación, el consultor McKinsey dice que el valor de lo no vendido a nivel mundial, en tiendas y bodegas, oscila entre los 140-160 billones de euros (USD$168-192 billones) – más del doble de los niveles normales.

Las cadenas de tienda están tratando de mantener los volúmenes bajos y los tiempos de entrega bastante limitados.

Las fábricas están sufriendo

Los manufactureros de prendas de mayor tamaño sufren en serio en centros como Bangladesh, para quién la economía depende de las exportaciones textiles. Las fábricas están haciendo todo para mantenerse operando.

Cincuenta fabricas fueron encuestadas por la Asociación de Manufactureros y Exportadores de Prendas de Bangladesh y confirmaron que habían recibido 30% menos de ordenes de lo acostumbrado para esta temporada.

“Usualmente las ordenes llegan con tres meses de anticipación. Pero no hubo órdenes en marzo”, dijo el dueño de una empresa en Dhaka, quien cuenta con clientes de Norte América y Europa.

“Estamos operando a un 25% de capacidad… pero no sé lo que depare el futuro. Es difícil decir de qué forma podremos sobrevivir”. 

Miran Ali, quien representa a Star Network, una alianza de manufactureros de seis países asiáticos y que cuenta con cuatro fábricas de su propiedad en Bangladesh, se enfrenta a problemas similares.

La Pijamas es la más usada

Con el cierre de las tiendas como una amenaza que nos lleva hasta el Verano, algunos retailers están planificando vender el exceso de inventario antes de poder colocar nuevas órdenes.

El año pasado fue pésimo para la Industria de Prendas, la cual vio como las ventas decrecían un 17% comparado al 2019, esto de acuerdo con Euromonitor. El futuro es incierto.

Los promedios para el 2021 oscilan entre pronósticos pesimistas de baja en las ventas de hasta un 15% según números de McKinsey, hasta un 11% de recuperación según Euromonitor.

¿Existen espacios de luz? Bueno, un nuevo cierre parece ser prometedor para la venta de pijamas.

Pero, eso es solo algo de conformismo para cierto número de dueños de fábricas.

“La demanda por las pijamas está en su punto más alto”, enfatizo Ali en Dhaka. “Pero no todos manufacturan pijamas”.