Departamento de Recursos Humanos, o enemigo en casa.

Por el Cangrejo

Que tal amigos, espero que se encuentren bien, en mejores condiciones y preparados para esta nueva realidad, después de la pandemia. Empezaremos esta sección enfocados en hablar de todos los departamentos de las empresas textil y de la confección. Los analizaremos desde el punto de vista interno y no desde afuera, para saber cómo funcionan y si cumplen con el objetivo de su misión y función.

Comenzaremos con el área de Recursos Humanos, que tiene como función principal contratar al personal idóneo basado en el perfil del puesto solicitado, además de dar seguimiento a su inducción y función para la cuál es contratado. Es decir, no solo en la contratación termina su labor, debe hacer un seguimiento y medir su rendimiento en base a los reportes que, de él, den los supervisores o jefes inmediatos.

Como primer punto, para el correcto funcionamiento del departamento, debe tener bien definidas las políticas de contratación, los reglamentos internos de la empresa, así como los perfiles de los puestos de la organización y un correcto organigrama de la misma; para tener claras las jerarquías, los niveles de salario y el posible escalafón dentro de la empresa. Debe poseer un correcto manual de inducción de los trabajadores en la empresa, además de una buena explicación del pago de sus salarios y prestaciones. El candidato debe tener claros estos puntos para sentirse en confianza con la compañia y disiparle cualquier duda que se pueda presentar. Esta es la parte inicial del departamento de Recursos Humanos.

La siguiente etapa es estar al pendiente del desempeño del contratado, mínimo los siguientes 3 meses de trabajo dentro de la empresa, por lo cual debe platicar con su jefe inmediato y saber cuál es su desempeño en el área de trabajo, medir su eficiencia, su curva de aprendizaje, su asistencia y cualquier indicador que pueda determinar su funcionamiento en la organización. Hasta aquí todo está bien, hay coordinación y comunicación con el trabajador, su jefe y el área de Recursos Humanos.

Pero, ¿qué pasa cuándo el área de Recursos Humanos no tiene la información correcta del perfil de puesto del candidato o no conoce las funciones que va a desempeñar y el área donde va a trabajar; desconoce sus funciones, indicadores de medición y la calidad de trabajo, y no se reúne con los jefes de área para conocer sus necesidades?

En primer lugar, Recursos Humanos puede tener desconocimiento de las áreas y el trabajo que va a desempeñar el candidato, y a esto puede sumarse la falta de comunicación con el jefe de área y las causas de por qué se pide la baja de un elemento. En este sentido, puede pasar que el departamento de Recursos Humanos se rehúse a darlos de baja y culpe al jefe de área por no saber cómo manejar a su personal.

Para evitar eso, Recursos Humanos se debe involucrar en las operaciones de la empresa, no puede suponer que solo al contratar al personal cumple su objetivo, sin saber sus funciones. Para tener candidatos idóneos debe realizar un trabajo en conjunto, y si desea que las cosas vayan bien, debe trabajar de la mano con los jefes. Estos deben indicarle cuál es el perfil de puesto, cuáles son las funciones y cómo se va calificar al personal; es decir, cómo se evaluarán sus actividades, así como presentar su plan de capacitación y tiempo que se le dará al trabajador para conocer su desempeño, y su función en base a las necesidades del departamento.

Recursos Humanos no puede tomar decisiones drásticas y menos tachar de incompetentes a sus jefes de área. Debe trabajar con ellos y pedirles que expliquen el trabajo de una manera clara y sencilla, y apoyarlos en caso de que desconozcan el manejo de personal conflictivo y con problemas personales, a los cuales hay que ayudar y buscar cómo mejorar su plan de capacitación. Se puede dar el caso, que los jefes sean buenos pero desconozcan cómo manejar al personal de manera que se sientan cómodos en su trabajo y que tengan un buen desempeño. Recursos Humanos debe investigar y encontrar el DNC ( detección de necesidades de capacitación), para proponer una capacitación constante en la empresa buscando que la relación de trabajo entre jefes y subalternos sea la mejor y lo más armónica posible. Con esto se logrará tener un ambiente laboral sano y se verá reflejado en los resultados de la empresa.

Por tanto, el departamento de Recursos Humanos no debe estar aislado de la operación de la empresa ni de los jefes de área; más bien, deberá buscar la coordinación entre ellos y considerar que los resultados de la empresa también serán ocasionados por este departamento. Además, se debe medir producción y calidad, y si no la hay significa que la manufactura no está bien. En este caso, la mediación del departamento de Recursos Humanos se basará en la rotación y ausentismo del personal. Si son altas esta incidencia se debe considerar que no está funcionando el departamento; por lo cual, para alcanzar sus resultados debe involucrarse en las operaciones y áreas de la empresa.

Recursos Humanos debe proponer cursos y apoyar a los jefes de área si tienen problemas con el manejo de personal; es decir, que se vea siempre el apoyo de esta área y que sea una parte mediadora. Que cuente siempre con la información o los reportes que puedan respaldar cualquier desición; controles de producción, hoja de desempeño, tarjeta de asistencia, etc. Si se maneja correctamente, será muy beneficiosa la relación entre Recursos Humanos y los jefes de área; aspecto que se verá reflejado en el ambiente de trabajo: los obreros se sentirán contentos, y en un régimen donde perdure la verdad y honestidad de la empresa.