MERCADO DE LOS ESTADOS UNIDOS POST COVID 19

Por Graham Anderton y Patricia Medina*

El mercado de la ropa de los Estados Unidos ha cambiado dramáticamente por el COVID 19.  Y la mayoría de estos cambios van a ser permanentes, lo que significa que no regresaremos a la manera de hacer negocios del pasado. 

El mercado del Retail (tiendas que venden al público) ha cambiado dramáticamente debido a los efectos tanto directos como indirectos de la pandemia.

Efectos Directos:

  • La mayor parte de las personas no quieren salir de sus casas por lo que no van a comprar ropa en las tiendas.
  • Los jóvenes ya no se van al Mall a pasar el rato como lo hacían en el pasado, por lo que no hay ventas de impulso.
  • El desempleo o miedo a éste ha reducido las ventas de productos no esenciales.
  • Trabajar desde la casa no requiere la compra de ropa para salir a trabajar.
  • La mayoría de las personas no están saliendo a bares, restaurantes o fiestas, por lo que hay menos interés en la última tendencia de moda, que normalmente movía la compra de ropa.

Efectos Indirectos:

  • Baja en la compra de ropa nueva (las personas usan lo que tienen en el closet).
  • Muchas cadenas de tiendas están en bancarrota o muy cercanas a ella y están cerrando a fin de sobrevivir.
  • Todos están tratando de liquidar stocks a muy altos descuentos antes de resurtir sus inventarios para la temporada.
  • Algunas de las marcas importantes de ropa se han declarado en bancarrota.
  • Las marcas que siguen operando han reducido sus compras drásticamente.
  • Las personas se están volviendo más conscientes de la salud y del ambiente, por lo que ahora están mucho más preocupadas por la sustentabilidad.

Resultados:

  • Las ventas de prendas en tiendas se ha “secado”. Aún cuando están dando grandes descuentos.
  • Tanto las marcas, como las cadenas de tiendas, ya no quieren comprar prendas para inventariar.
  • Los pedidos que están colocando las cadenas de tiendas y las marcas que aún están comprando, son pequeños y quieren entrega inmediata.
  • Las líneas de crédito en toda la cadena productiva, incluyendo al consumidor final, se han reducido. Y no se están dando nuevas líneas de crédito.
  • Sin embargo, dado que las personas se están quedando en casa, las ventas en línea se han disparado.
  • El comercio electrónico está acelerando el movimiento que ya venía dándose de la ruptura del mercado básico y el movimiento hacia mercado de nichos.

¿Qué repercusiones tiene para la cadena de proveeduría del mercado americano de ropa?

  • Que las ventas de un solo estilo, en gran volumen, ya no existen.
  • Las marcas, comercio electrónico y cadenas de tienda que surtan pequeños pedidos muy rápido, son contrarias al sistema de compras antes del COVID, donde estaban acostumbrados a comprar de oriente en pedidos grandes y con largos tiempos de entrega.
  • El mercado de nichos en línea, que está creciendo, demanda productos individualizados o adaptados al consumidor objetivo, lo cual implica muchos nuevos productos y es un reto para las áreas de desarrollo de los mismos de las empresas.
  • El mercado de nichos, tanto de tiendas reales como virtuales, es un mercado que compra en poco volumen y muchos estilos.
  • La presión del consumidor por sustentabilidad, que ahora hace más investigación sobre las marcas que compra por internet, empuja a toda la cadena productiva a ser sustentable.

¿Qué implica esto para las cadenas de proveedores de prendas a los Estados Unidos?

  • Tienen que ser muy ágiles para aprovechar las oportunidades que se presentan.
  • Ahora deben poseer sistemas que les permitan la respuesta rápida en toda la cadena, a fin de entregar en menos tiempo del que antes se hacía.
  • Deben tener un área de logística que facilite la entrega de producto en menor tiempo.
  • Contar con sistemas que ayuden a la producción en pequeño volumen.
  • Poseer sistemas e infraestructura para desarrollo de producto mucho más rápido y en mayor número de estilos que antes. 
  • Todos en la cadena de suministro (fibras, textil y prendas) deben ser sustentables.
  • La cadena productiva se debe transparentar al consumidor final, quien busca “traceability” o la posibilidad de poder rastrear, vía Internet, quién y cómo se hacen sus prendas.
  • Se tienen que apoyar más que nunca en la tecnología.
  • Es indispensable la innovación constantemente en sus sistemas, procesos y manera de hacer las cosas.    

CONCLUSIONES

El mercado de los Estados Unidos post Covid 19 es natural para los proveedores de México. Un mercado más adecuado para el tamaño de las empresas en Mexico requiere creatividad como la de los mexicanos. Somos los poroveedores naturales  de un mercado que, además de ser vecino, ahora demanda mayor rapidez.

Es el momento de retomar lo que perdimos cuando los clientes se fueron a China. Los clientes de los Estados Unidos están buscando y necesitan proveedores que puedan acomodarse a su nueva realidad.

Tenemos un gran reto, pero también una enorme oportunidad. 

*GRAHAM ANDERTON Y PATRICIA MEDINA,
Socios de Aztex Trading, empresa ganadora del Premio Nacional de Exportación.