CÓMO REINVENTAR A LAS EMPRESAS ANTE LA PANDEMIA Y NO MORIR EN EL INTENTO.

Por el Ing. Miguel Barrios Morán

Ni los productos chinos, el contrabando o la competencia desleal nos habían impactado tanto en las Industrias Textil y de la Confección, como el COVI-19.

Nos afectó a tal grado que descubrimos las debilidades de nuestras empresas y de la industria en general; no esperábamos este impacto fulminante para algunos y desestabilizador para otros.

La reflexión es que no estamos preparados para una contracción mundial de la economía, al igual que las grandes empresas de la moda tampoco lo están. Quizá su principal fortaleza ha sido tener un buen capital; pero, las que han cotizado en la Bolsa de Valores perdieron millones y, entonces, se habló de quiebre y cierre. Cómo fue posible que estas empresas transnacionales hayan hablado de cerrar. Sin embargo, otras empresas o gobiernos, como China, han aprovechado la situación para comprar compañías que estaban en pánico total, y lograron adquirirlas a precios bajísimos expandiendo su dominio mundial; utilizaron la crisis que, segun ellos, empezó por el brote de la pandemia en su país.

Ante este embate, algunas empresas desesperadas comenzaron a trabajar en la fabricación de cubre bocas, como primera opción, diseñándolos cosidos con la idea de aprovechar la maquinaria y el personal de costura. Pero ¿qué fue lo que pasó? Hubo escases de material. Y lo peor, empezaron a surgir charlatanes y defraudadores que se aprovecharon de la pandemia y solicitaron millones de cubre bocas. Cuando el fabricante consiguió el dinero para el material y lo produjo, desaprecieron los clientes. Reaccionaron tarde y recibieron otro golpe en sus bolsillos. Se saturó el mercado de los cubre bocas porque todos los fabricaban. Proliferaron, entonces, las máquinas para la elaboración de cubre bocas termo sellados, y se hizo la hechura de éstos a través de las empresas de la confección.

Luego surgió otra luz en el camino: se requirieron batas, overoles, cofias y otros productos para el personal de salud, también por millones. En mi caso personal,  me tocó diseñar empresas y acondicionar otras para esta labor. Pero, como reflexión, siempre hay la posibilidad de la escases de materiales. Como clientes, si las empresas les ofrecen la fabricación de estos productos, que les firmen contratos para formalizar el proyecto.

La experiencia que tuve fue conseguir talleres que ayudaran a la fabricación, enseñándoles los procesos nuevos, como cortar telas que se fundieran en este proceso y los ajustes de las máquinas, entre otras cosas.

En esta nueva etapa también surgieron los charlatanes, ofreciendo pedidos de millones que, en realidad, no lo eran. Es necesario que nos enseñen la materia prima, para que garanticen el trabajo. Hay que tener cuidado. Nos pasó en varias empresas. Además, todo aquel que decida fabricar la bata requieren de un permiso de la COFEPRIS.

Veamos, qué tenemos que reinventar y estructurar en nuestras empresas:

  1. Se debe considerar que los empresarios están pagando la mitad de salario a sus trabajadores, sin que se presenten en el centro de trabajo, lo que resulta bueno para capacitarlos vía remota. Se puede ocupar el tiempo que no se está laborando y recomendar  lecturas relacionadas a la actividad de la empresa, calidad, producción, cinco S, trabajo en equipo, etc. Hay mucha información en Internet y YouTube.
  2. Fabricar productos quirúrgicos que les de la libertad y posibilidad de abrir las empresas; si no es permitido todo el taller, por lo menos parte, y tal vez hacer algún producto propio.
  3. Si por desgracia se tiene que eliminar parte de su platilla de trabajadores, seleccione los mejores en producción, calidad y disponibilidad para la empresa. Y a los demás empleados pídales que esperen un poco mientras aumentan los pedidos. Una vez que se puedan cubrir la nómina y los gastos de la empresa, se recurrirá al personal más eficiente.
  4. Otro de los problemas puede ser la falta de materia prima, por el cierre de la proveeduría en todo el mundo y principalmente en China. El desabasto motiva a los empresarios a reciclar y eficientar los materiales que les queden, tratando de reutilizarlos. Las prendas almacenadas se pueden rediseñar con accesorios, sobre costuras, etc., para actualizarlas. La idea es tratar de venderlas a un menor precio con la finalidad de tener liquidez. Consideremos que una de las tendencias nuevas de fabricación es la Economía Circular, que maneja la siguiente filosofía: Reducir, Reusar y Reciclar. Y no producir, usar y tirar. El paradigma del actual modelo económico lineal podría estar llegando a su fin y más en esta Pandemia.
  5. Productividad, el término que tanto hemos mencionado en otros artículos. Ya no tenemos tiempo de ver si sale la producción, si la gente quiere trabajar, si todas las áreas laboran a una eficiencia mínima; como ventas, diseño,corte, confección y logística. Debemos trabajar y motivar al personal, explicarles la situación y que ayuden a la empresa haciendo solo lo que se les pide, desarrollando sus habilidades y trabajando a una eficiencia máxima. Ya no es al 80%, es al 95% mínimo. Es importante el esfuerzo conjunto entre empresarios, trabajadores y colaboradores.
  6. La calidad es otro punto importante para trabajarlo a su máxima capacidad. Ya no podemos trabajar al “ahí se va”, “a ver si queda” o “esperemos que no lo regresen”. Es importante cambiar de mentalidad, y más si queremos que la empresa siga existiendo.
  7. Cinco “S”, aplica como sistema de apoyo para su empresa. La filosofía de las Cinco “S”, nos ayuda a mejorar la calidad. Los requerimientos de las empresas ante el COVID-19 son: Clasificar, Ordenar, Limpiar, Estandarizar y Disciplinar.
  8. Las normas nuevas la NOM-035-STPS-2018, y la del COVID-19, son las que van a repercutir en el manejo de las empresas, buscando el bienestar de los trabajadores. Son muy aplaudibles, pero para los empresarios va a significar un costo extra, pero es necesario si apreciamos a nuestra fuerza laboral y no deseamos que nos multen o cierren el negocio. Los trabajadores deben estar en una zona limpia y que ellos mejoren sus hábitos de higiene, con una sana distancia. Normalmente las máquinas tenían una separación de un metro entre costureras y pasillos de 50 centímetros, y sin hablar de los sistemas modulares en donde las máquinas estában pegadas. Ahora se tendrá una separación, tanto entre máquinas como pasillos, de 1.50 metros. Con esto se mermará el Lay-Out (plano de la empresa); es decir, cabrán menos máquinas disminuyendo la capacidad de producción. Todo ello son ejemplos, pero es muy importante leer estas normas, y aplicarlas en sus empresas. 
  9. No hay para donde moverse si se cancelan o terminan los pedidos. Y es aquí cuando recordamos lo importante que es tener una marca propia, y no solo clientes de tiendas departamentales y de autoservicio, los cuales representaban casi el 90% de la producción de su empresa. ¿Imagínese que le cancelan sus pedidos? Esto es debastador. Pero, en cambio, si además tenemos clientes pequeños o medianos podríamos vender un poco de nuestros productos. Por ello recordemos que  “no es bueno poner todos los huevos en una canasta”.
  10. La venta en línea ha sido el respiro para algunas empresas. Siempre es importante tener una Pagina WEB, y hay muchas opciones para desarrollar su tienda en línea. Vea el crecimineto que tuvieron empresas como Amazon y Mercado Libre.

Espero que estos consejos les ayuden. Si requieren apoyo para aplicar las normas, estamos a sus órdenes. Saludos y mis mejores deseos para que sus negocios sigan adelante. Resistan, ya vamos de salida.

* Ing. Miguel Barrios
Tel. 3317363019
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.temyn.com.mx