¿CAMBIAR LA MANERA DE VESTIR? NO PERFECCIONARLA ¡Sí!

Por Miguel Ángel Santana Venegas*

La presentación ha cobrado mucha importancia en el hombre; debemos saber elegir, combinar y conocer los trucos para estar más presentables.  Saber vestir se convierte en algo primordial dependiendo de cada circunstancia.

Vestir bien es tomar en cuenta nuestro tipo de cuerpo, estilo de vida y el puesto que desempeñamos con responsabilidad, liderazgo y autoridad; debe reflejar capacidad, conocimientos y experiencia.

Pocos hombres le dan el valor a cómo combinar la ropa con acierto. A veces no solo es cuestión de llevar un buen traje, sino que tenemos que saber  cómo portarlo y, sobre todo, que tonos y de qué modo coordinarlos mejor.

La moda no es solo ponerse lo más atractivo cada temporada; es estar a gusto con lo que se lleva puesto.

El calzado es básico. Pocos hombres le dan el valor que realmente tiene. Hay que recordar la afirmación de que podemos juzgar o conocer a un hombre por sus zapatos. Para que un traje luzca bien será siempre una buena corbata y, cómo no, unos buenos zapatos de vestir a los que se les puede sacar partido; sin pasar por alto un buen cinturón que sean del mismo tono de los zapatos.

Se debe tener al menos un buen traje en el guardaropa y de un color básico, ya sea gris, negro o azul marino; uno moderno y entallado que se pueda aprovechar en grandes ocasiones. Este no tiene que ser un traje cualquiera. Se tiene que invertir en un traje como si fuera una inversión a futuro. Es probable que se use en contadas ocasiones, pero si nos cuidamos y nos mantenemos de manera regular en nuestros peso, se le podrá sacar partido en las ocasiones que se requiera.

Cambiar el estilo puede ser un factor importante para mantener la apariencia en sintonía con el  momento en el que nos encuentramos en nuestra vida.

Renovar el estilo no es tan, complicado como se podria creer. De hecho, se puede encontrar un nuevo look, que sea gratificante y hasta un poco divertido. Antes de cambiar el estilo primero hay que pensar en lo que funciona y no con la moda actual; hay que analizar detenidamente  lo que necesitamos, como es qué estilo queremos mostrar antes de llevarlo a cabo.

Tratar de imponer un estilo nuevo que no vaya bien con nosotros, con nuestros hábitos y actitud, no nos garantiza el éxito.

Una vez que sabemos lo que necesitamos, pensaremos en el tipo de estilo que cumpla con dichas necesidades y que represente el tipo nuevo de apariencia que queremos adoptar.

Seamos lo más especificos y descriptivos posible al imaginar la estética que requerimos lograr.

Algunos ejemplos pueden ser: HIPSTER, RETRO CON COLORES BRILLANTES, PUNK MODERNO, ETC.

“SABER VESTIR ES UN ARTE”.

Miguel Ángel Santana Venegas
(55)55647056 (55)62712007