LA GÜERA RODRÍGUEZ (LA MADRE DE LA PATRIA) ELEGENCIA EN EL VESTIR DEL SIGLO XIX

Por Francisco Ordóñez Ordóñez

Dicen que “La historia la escriben los vencedores”; sin embargo, a quienes les tocó escribir la historia de México, en el intervalo de finales del siglo XVIII y principios del XIX, olvidaron por completo darle su crédito a la mujer más nacionalista, hermosa y seductora que existió: María Ignacia Xaviera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco de Osorio Barba Jiménez y Bello de Pereyra (¡qué nombre tan largo!), mejor conocida como “La Güera Rodríguez”.

MUJER EXTREMADAMENTE HERMOSA

“La Güera Rodríguez”, nació el 20 de noviembre de 1778 en la Ciudad de México. Era una mujer perteneciente a la aristocracia, muy alegre, de gran belleza física, muy culta y, sobre todo, nacionalista. Estuvo casada tres veces, por lo que cada uno de sus esposos contribuyó a su enorme riqueza. Su primer matrimonio fue con José Jerónimo López de Peralta de Villar Villamil en septiembre de 1794, quien por celos la golpeaba, lo que originó que ella se divorciara de él (primer divorcio de América Latina). El segundo matrimonio fue con Mariano Briones, anciano inmensamente rico, que murió pocos meses después de la boda y por último se casó con Manuel de Elizalde quien fue su compañero hasta que ella murió. Aparte de sus matrimonios, mantuvo amoríos con: Miguel Hidalgo y Costilla, Agustín de Iturbide (a pesar de que estaba casado con Ana Huarte), Simón Bolivar (de visita en el país, tenía 16 años), Alexander Von Humboldt (naturista alemán), Manuel Tolsá, además de clérigos y gobernantes.

SU NACIONALISMO

Tuvo una participación destacada en la independencia de México, apoyando a los insurgentes de manera económica e influyendo en el pensamiento de los grandes personajes de la época, como: Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Agustín de Iturbide y la gente de más peso político, como la clase alta, virrey y clero. Ella convenció al Virrey Apodaca de nombrar a Agustín de Iturbide como Jefe del Ejército Realista y, posteriormente, coordinó la consumación de la independencia. También apoyó a Miguel Hidalgo y Costilla económicamente, en el movimiento independentista, lo que le originó que en 1811 fuera acusada y llevada a juicio ante el “Santo Oficio de la Inquisición”, donde salió victoriosa sin ningún cargo, pues como sabía los crímenes y delitos cometidos por cada uno de los inquisidores, se los echó en cara y los amenazó con hacerlos públicos si no la dejaban libre.

La belleza e inteligencia de la Güera Rodríguez hacía que los hombres se rindieran a sus pies, como ejemplo tenemos lo que hizo Agustín de Iturbide, según el relato del cronista Artemio del Valle Arizpe: “La carrera que iba a seguir el Ejército Libertador sería desde la Tlaxpana por San Cosme, para pasar frente al Palacio Virreinal, pero Iturbide desvió la columna por la calle de la Profesa en la que estaba la casa de doña María Ignacia Rodríguez de Velasco, para que presenciara el desfile y lo viese a él muy arrogante al frente de sus tropas invictas”.

LA MODA

La moda que La Güera Rodríguez y la aristocracia mexicana seguían, era marcadamente de influencia europea, principalmente de Francia. En esa época se destacaban las enaguas largas y vistosas que eran soportadas por miriñaques (armadura rígida elaborada con almidón) y crinolinas (de 4 ó 5 aros de mimbre o láminas delgadas de acero); blusas de algodón; corpiños, corsés, mantillas y velos de seda y algodón; sombreros “Macetones de flores, pajareras, adornados de alas de cuervos o plumas”.

 

La elegancia de la Güera Rodríguez
vistiendo a la Moda de la época

 

Polisón

 

Las mujeres comunes del pueblo usaban huipiles y enaguas de lana y algodón; además del tradicional rebozo de seda o algodón.

ALGO MÁS DE LA GÜERA RODRÍGUEZ

Existe el mito de que un cargador de la Merced con tal de tenerla, aunque fuera por una noche, le ofreció su alma al diablo, a lo que el príncipe de las tinieblas le contestó: “¿A María Ignacia Rodríguez? ¿A la Güera Rodríguez? ¡Desgraciado, ya la quisiera para mí!”.

La Güera más culta, inteligente, nacionalista y hermosa que ha tenido México, murió el 1º. de noviembre de 1850. Algunos historiadores argumentan que si Miguel Hidalgo y Costilla es llamado “El padre de la patria”, de manera análoga, la Güera Rodríguez debería ocupar el lugar de “La madre de la patria”.

Para mayores informes contáctame por estas vías:

Ing. Francisco Ordóñez Ordóñez

Tel 5533 3145

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Fuentes:

https://www.mexicodesconocido.com.mx/la-indumentaria-del-imperio-al-porfiriato.html
https://www.google.com.mx/searchhl=es&biw=1024&bih=489&tbm=isch&sa=1&ei=i64RXJC9IIywtQW14InYAw&q=velos+y+mantillas+para+misa&oq=Velos&gs_l=img.1.1.0j0i67j0l3j0i67j0l2j0i67j0.166585.167519..170443...0.0..0.131.551.1j4......1....1..gws-wiz-img.b4BeJ-tI3mY