La CANAIVE, orientada al fortalecimiento, posicionamiento y defensa del sector

Por: Víctor Rayek Mizrahi

La Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) representa a un sector muy importante de la economía mexicana. Su misión es representar, para promover y defender a nivel nacional e internacional, los intereses de la Industria de la Confección establecida en México, mediante estrategias y acciones que fomenten su desarrollo sostenido y sustentable.

Para apreciar la relevancia de la Industria del Vestido en nuestro país, es pertinente dar algunas cifras. El proceso de confección de una prenda incluye cuatro etapas: diseño, corte, confección y acabado. Cada uno de estos procesos, además de agregar valor, son una importante fuente generadora de empleos directos; además de los empleos indirectos que se generan por actividades de logística y comercialización, entre otros. Es así como la Industria del Vestido genera el 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero. Un dato adicional para dimensionar la importancia de la Industria del Vestido es que en la cadena productiva Textil-Vestido-Calzado, expresada en datos porcentuales, la Industria Textil contribuye con el 1.3% del PIB manufacturero, la Industria del Vestido con el 2.1% y la del Calzado con el 0.7%, por lo que la producción de ropa en México constituye el principal soporte de esta cadena.

Conforme a datos del INEGI, hay 8,349 empresas dedicadas a la confección, en un amplio rango de tamaños que va desde pequeños talleres hasta grandes empresas exportadoras.

Nuestra Industria es intensiva en mano de obra: atrás de cada máquina de coser, hay una costurera. Es decir, la Industria de la Confección es el mayor empleador de mano de obra femenina en el rubro manufacturero del país, lo que ha permitido que muchas mujeres y jefas de familia salgan adelante. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, al mes de abril del 2018, el número de empleos registrados en esta Industria es de 329,677 personas, de las cuales el 75% son mujeres.

En 2017, la Industria del Vestido mexicana generó exportaciones por $5,028 millones de dólares, equivalentes al 1.22% de las exportaciones manufactureras, teniendo como principal mercado de destino a los Estados Unidos de Norteamérica (72%) y posicionándose como el 6º proveedor de ropa a esa nación del Norte, después de China, Vietnam, Bangladesh, Indonesia y la India.

Por lo anterior, dentro del plan de acción estratégico de la CANAIVE para el período 2018-2019, está el objetivo de incrementar la competitividad de la Industria. Para ello, es necesario fortalecer el mercado interno y reposicionar los productos mexicanos en diferentes mercados internacionales. Esto requiere, entre otras acciones, el combate contra la ilegalidad para recuperar participación en el mercado nacional. De acuerdo con el estudio denominado “Piratería en México y sus efectos en la sociedad”, publicado por la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez, la mitad de las prendas de vestir que se consumen en México tienen su origen en el contrabando y la piratería, con una pérdida estimada de $9,451 millones de dólares para el sector. Otro ejemplo de la ilegalidad que afecta a la Industria son las importaciones ilícitas, específicamente aquellas realizadas bajo la práctica de subvaluación, que es un mecanismo generalizado para evadir el pago de arancel y otras contribuciones fiscales tales como el IVA. 

Por ello, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, la Cámara Nacional de la Industria Textil y la Cámara Nacional de la Industria del Calzado, gestionamos el establecimiento de un Grupo de Trabajo de Alto Nivel entre las Cámaras y el Poder Ejecutivo Federal, contando con el acompañamiento del Senado de la República, para trabajar en la solución de los diversos temas de ilegalidad que afectan a nuestros sectores, a partir de una agenda interna con el Gobierno. En el decreto que aprueba la adhesión de México al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), publicado el pasado miércoles 23 de mayo en el Diario Oficial de la Federación, se incluye la instrucción del Senado para dar continuidad a este Grupo de Trabajo de Alto Nivel con la siguiente legislatura.

Este es un logro altamente relevante, pues asegura un canal directo de comunicación con la autoridad, a nivel de Decreto, para atender los temas más sensibles de nuestra Industria y que tendrá continuidad transexenal con las siguientes administraciones del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo de nuestro país.

En lo que respecta al fortalecimiento de la competitividad del sector, además de los cursos de capacitación que se ofrecen en la CANAIVE, realizamos trabajo colaborativo con socios estratégicos como Fashion Group International Capítulo México, que el pasado miércoles 23 de mayo llevó a cabo la presentación Ready to Wear Trends y organizó un panel de expertos conformado por Anna Fusoni, Lucy Lara, Alex Medina y Mark Silva, para discutir las últimas tendencias de la moda. Otro socio estratégico de la CANAIVE en materia de tendencias es WGSN, con quien se realizará una presentación de macro-tendencias para la temporada otoño invierno 2019-2020, en el mes de agosto de 2018, en el auditorio de la CANAIVE.

Estas son sólo algunas acciones que la CANAIVE está ejecutando, a partir de una agenda sectorial diversificada y ambiciosa, orientada al fortalecimiento, posicionamiento y defensa del sector. Aún tenemos mucho por hacer.