¿Cuál es el futuro de la Industria de la Confección?

Por Patricia Medina y Graham Anderton

¿Qué pasará en un mundo en el que las tendencias ya no las dicte la moda, sino el consumo?

¿Qué pasará en un mundo en el que el consumidor Millennial compre productos virtuales en línea y espere recibirlos en su casa en menos de tres días, aún cuando no se hayan producido?

¿Qué pasará en un mundo en el que se estén encareciendo los costos de las importaciones a nivel mundial, por los incrementos de precio en la mano de obra, energía y transportación?

En base al análisis de la situación actual de la industria, la conclusión a la que llegaron los estrategas de ésta en EUA y en Alemania, es que la única solución será producir localmente sin importar el costo de la mano de obra, teniendo como objetivo solo uno: servir al consumidor de manera inmediata sin el costo financiero de los inventarios y el costo creciente de las importaciones. Es decir, que la industria tendrá que, eventualmente, regresar a EUA y Alemania.

Hasta hace un par de años, se pensaba que el retorno de la Industria de la Confección a Estados Unidos o Alemania era una fantasía. Los escépticos decían que, dado que las costureras habían avejentado o incluso muerto, la única manera de tenerlas sería trayendo inmigrantes, e incluso se pensaba que tendrían que ser ilegales para que quisieran trabajar en la confección. Se tomaba el caso de Italia en donde los chinos han comprado la industria local y producen en fábricas clandestinas con chinos ilegales.

Sin embargo, el futuro que se visualiza ahora para la Industria de la Confección en Estados Unidos o Alemania no es uno en el que se confeccione en grandes naves industriales como en los 70, ni en fábricas de inmigrantes chinos clandestinas, ni siquiera en las fábricas tradicionales que están localizadas en Los Angeles o en Europa del Este.

El que visualizan los futurólogo y estrategas de la Industria de la Confección en Estados Unidos y en Alemania, es uno en el que “micro fábricas” semi automatizadas o completamente automatizadas serán localizadas cerca de los centros de consumo o de distribución; en donde se producirá con alta eficiencia, en pequeño volumen y de manera rápida prendas de vestir, incluso con la posibilidad de hacer productos personalizados.

Las “micro fábricas” serán totalmente integradas; entrará un rollo de tela en crudo y saldrá una prenda terminada. Estas micro fábricas ya se exhiben en las ferias de Estados Unidos y de Alemania de prendas (no de maquinaria) ya que, en el futuro, el que compre prendas adquirirá su micro fábrica para tenerla a un lado de su bodega o centro de distribución local.

¿Qué tienen estas micro fábricas?

  • Terminal de un centro automatizado de patronaje y corte (el diseño puede estar en cualquier parte del mundo) para recibir la información de trazo y estampe (dentro de las partes trazadas para no desperdiciar tinta).
  • Estampadora digital para tela que hace su labor directa sobre la tela y solo en las partes localizadas del trazo en donde se requiera, y acabará la tela en un espacio mínimo y con muy poco gasto de agua.

Parte de la micro fábrica de la feria de Sourcing for Magic en Las Vegas

La costura puede variar, puede ser completamente automática con Sewbots® (mesas que mueven las prendas de una máquina a la otra sin que intervenga la mano humana), semiautomáticas tradicionales (las que cosen con hilo y aguja), o con máquinas semiautomáticas que no usan aguja ni hilo, sino que a base de un tubo que emite aire caliente funde una cinta que adhiere la tela que puede ser de nylon, lana, algodón o polyester; pueden coser rígido y luego stretch, sin tener que cambiar de máquina y ni hilo, ni tensiones, solo se cambia la cinta plástica.

Nuevas máquinas que “pegan” en lugar de coser, sin hilo ni aguja. Micro fábrica automática con Sewbots®

¿Qué son los Sewbots®?

SoftWear Inc., ya lanzó al mercado los primeros “Sewbots®”.  Mike Fralix, evangelista de la tecnología nos dice que el objetivo de los Sewbots® es hacer la producción localmente (SEWLOCAL); el concepto de Sewbots® es “Disruptive technology”, este tipo de tecnología desplaza y hacer los sistemas actuales obsoletos. Mike Fralix nos dice “The solution is a local automated Supply chain which shortens production and delivery to 1-3 days”.

El enfoque de los Sewbots® no es reemplazar a las máquinas de coser, sino usar una plataforma que mueva las partes de las prendas hacia ellas. La parte más complicada de duplicar son las manos de una costurera, ya que la tela es maleable, por lo que no hay manos sino una mesa que ayuda a que se deslice el material hacia las máquinas.

Una vez que “llegan” las partes de la prenda a las máquinas, éstas las cosen solas.

Ya existen varias empresas que han empezado la confección de Tshirts con la tecnología de Sewbots®; entre ellas Adidas, quien instaló en Cherokee County, Georgia, una planta para fabricar prendas de vestir.

En conclusión, ¿cuál es el futuro de la Industria de la Confección?

Es un futuro en donde la moda da paso a la tecnología y la innovación, y donde cada prenda tendrá un objetivo.

Como lo indican en Premier Vision, París: “La Tecnología toma el mundo de la moda ”. Y en esta  encrucijada, entre la moda y la tecnología, el mundo se está yendo en la dirección de la tecnología y la innovación.