En temporada de vacaciones existen los llamados ¡Héroes Anónimos!

Por El Cangrejo

El mantenimiento preventivo es la mejor opción para trabajar en la empresa, además de contar con instalaciones óptimas y el equipo de trabajo en las mejores condiciones posibles. No hay como iniciar el año de la manera más eficiente, con operarias eficaces y con el menor tiempo muerto posible.

En la mayoría de las empresas no se realizan planes de mantenimiento preventivo. La gran parte son mantenimientos correctivos; es decir, se arregla la máquina o se le hace un ajuste mayor cuando se descompone. Esto ocasiona tiempos muertos y pérdida de productividad, y más cuando se trata de una máquina especial y que no se tienen otra para sustituirla, como la de ojal o botón. Por tanto, se detiene la producción.

Se debe solicitar al mecánico o al encargado de mantenimiento “el plan de trabajo de estas áreas”. Normalmente se planean los mantenimientos preventivos de toda la fabrica el fin de año, o los fines de semana; es decir, los días no laborables para no afectar las actividades de la producción. Pero hay equipo que requiere mantenimiento constante y no puede esperar al fin de año. Por tanto, su mantenimiento se debe planear considerando las recomendaciones del fabricante de la maquinaria. Esto, además de promover su óptimo funcionamiento, nos sirve para validar las garantías del equipo. Garantías que se pueden perder por no dar el mantenimiento propuesto en el catálogo del equipo o no usar refacciones originales y aceite especial. 

También, en el esquema de mantenimiento, se maneja la capacitación de las operarias para realizarlo diariamente, como es la limpieza diaria con una brocha o sopleteando la máquina.

El técnico deberá tener su calendario de mantenimiento para pedir, con anticipación, su material de trabajo, aceite, refacciones, liquido desmanchador, etc. También es recomendable que se lleve una bitácora con el expediente de cada máquina y conocer su historial de mantenimiento menor o mayor, y cambio de refacciones. En algunos casos se detecta, mediante estos controles, si una marca determinada de máquinas es buena o da problemas; que tipo de refacción es más común que se deba comprar y si esto es normal. Además, juega un papel muy importante en la toma de decisión de compra de equipos, ya que mediante su revisión se sabe si es buena maquinaria o no es recomendable adquirirla.

También se debe revisar la instalación eléctrica y saber si es la correcta para la protección de las tarjetas electrónicas de los equipos automáticos, considerando que estas partes de la máquina son importantes y de alto impacto en su reparación y compra. Muchas de las tarjetas electrónicas no se encuentran en el país y cuando se solicitan tardan mucho en llegar, lo que ocasiona tener equipos detenidos. El correcto funcionamiento de una instalación eléctrica es básico para el funcionamiento y protección de los equipos. La limpieza general es también muy importante, ya que durante el año se acumula pelusa en el techo, en las lamparas y en las tuberías, y si consideramos el alto riesgo de flamabilidad de nuestros materiales, es necesario evitar un posible corto e incendio.

El mantenimiento de las máquinas de costura recomendado es:

  1. Cambio de aceite.
  2. Ajuste de bandas de la máquina.
  3. Ajuste de tornillos que se aflojan con la vibración y uso de la máquina.
  4. Ajuste de ganchos, barras de agujas y las partes móviles.
  5. Limpieza del motor .
  6. Ajuste del pedal de avance de la máquina.
  7. Limpíeza de tarjetas electrónicas.

Estas recomendaciones pueden variar según el tipo de la máquina, por lo cual es recomendable revisar el catálogo de la misma; en caso contrario, preguntar al proveedor cual sería el mantenimiento preventivo adecuado para el óptimo funcionamiento y cuidado del equipo.

También el técnico y el área de mantenimiento deben contar con la herramienta adecuada y de calidad, para realizar el mantenimiento preventivo. Así mismo, la empresa debe tener una línea de aire considerando que haya máquinas neumáticas;  las operarias sopletearán las máquinas al final de su jornada. De no contar con una línea de aire se deberá adquirir un compresor pequeño y portátil para este fin.

Es muy importante capacitar a las operarias en el mantenimiento y conocimiento de su máquina. Es necesario que el mecánico la reviese y reporte si el problema realmente es técnico o es de la operaria; es decir, muchas veces se ha detectado que las operarias desconocen los ajustes básicos de su equipo y es su obligación que conozcan la información, y más si se dicen operarias calificadas:

  1. Ensartado de la máquina.
  2. Ajuste de tenciones.
  3. Revision de aguja; es decir, que no esté despuntada y bien colocada.
  4. Niveles de aceite.
  5. Limpieza de la máquina y el motor.

La operaria piensa que el técnico debe hacer estas actividades, pero no es verdad. Si el técnico detecta estas fallas o desconocimiento de la operaria, ésta debe ser capacitada para que las realice.

Otra recomendación para tener un mantenimiento apropiado y que no afecte la producción, es mediante el manejo de un stock adecuado de refacciones, controlado e inventariado para que sea óptimo. De preferencia sería bueno tener máquinas de reserva para que, en cuanto se necesite un ajuste mayor, se tenga una respuesta rápida con un equipo sustituto y así no pare la producción.

Como vemos, las medidas preventivas son un factor muy importante en el correcto funcionamiento de una planta; pero la base es un excelente programa de  mantenimiento preventivo para anticiparse a los posibles problemas en la empresa.

ASI QUE FELICIDADES A LOS ENCARGADOS DEL MANTENIEMIENTO PREVENTIVO, QUE TRABAJAN EN VACACIONES Y PROPORCIONA INSTALACIONES Y EQUIPO OPTIMO PARA LA EMPRESA.