Reducción de los alérgenos en la ropa de cama.

Hohenstein and Centa-Star desarrollaron ropa de cama especial para las personas con alergias al ácaro del polvo

Entre el 10 y el 15% de la población son alérgicos a los ácaros del polvo; el asma es una de las más comunes enfermedades en el mundo y el número de personas afectadas está aumentando año con año. Millones de seres humanos están familiarizados con narices que moquean en la mañanas, ataques de estornudos, picazón en los ojos y reacciones severas que pueden incluir falta de aliento. Los síntomas a veces tienen un fuerte efecto en la vida diaria, así que tomar medidas preventivas es importante, desde el punto de vista de la economía y la política sanitaria. Para los que sufren de alergias, la más importante medida preventiva que pueden tomar es mantener alejados sus órganos respiratorios de los alérgenos, especialmente en la recamara.

Una de las principales áreas de trabajo en el Hohenstein Group's William Küster Institute para la Higiene, Medio ambiente y Medicina (WKI) está investigando la compatibilidad de los textiles en los usuarios, y esto incluye el manejo de los alérgenos. Esto debido a que Hohenstein descubrió el potencial de los textiles en la prevención de las alergias en una etapa temprana y trabajó muy de cerca con la industria para encontrar una solución: varios meses de investigación importante y múltiples etapas de optimización donde Hohenstein desarrolló un acabado textil cargado negativamente que atrae los alérgenos cargados positivamente a través de un imán.

Ahora en asociación con Stuttgart, fabricante de ropa de cama Centa Star, Hohenstein ha convertido su acabado textil en un producto comercializable: AllergoProtect - un trio de productos que consisten en protector de colchón, edredón y almohada, los cuales retienen el 99.5% de los alérgenos dentro del relleno y la cubierta, incluso bajo gran esfuerzo mecánico, por ejemplo cuando la ropa de cama es sacudida con fuerza. Esto significa que los alérgenos no son respirados y no causan más reacciones alérgicas. Durante el lavado, los alérgenos unidos a los tejidos son removidos de la ropa de cama y se regenera la unión física del textil manteniendo su efectividad, incluso, después de 10 lavadas a 60ºC en una máquina lavadora convencional, usando un detergente de alto rendimiento y seguido de un secado por máquina.

Hohenstein también se está posicionando en el mercado gracias a su etiqueta de calidad y al constante control de calidad de los materiales que son usados. AllergoProtect está certificado bajo la Estándar 100 de OEKO-TEX Class I- La clase de producto Estándar 100 que tiene estrictas especificaciones para la ecología humana.

La prueba de resistencia de AllergoProtect se llevó a cabo por el Centro Europeo de la Fundación de Investigación sobre Alergias y fue galardonado con el Sello de Calidad de ECARF. En ensayos con voluntarios, la eficacia de AllergoProtect fue impresionantemente demostrada. Ahora AllergoProtect es protegida por una patente registrada teniendo, en poco tiempo, una gran demanda en el negocio minorista.

Preguntas realizadas al Dr. Hammer, de Hohenstein, y Thomas Müller, de Centa-Star:

  1. ¿Cómo surgió la idea de usar un a fibra con terminado especial que pudiera adherir los alérgenos a la ropa de cama para proteger a las personas alérgicas de ellos?

    Dr. Hammer, Hohenstein: La idea fue el resultado de observar una serie de cuestiones: En el WKI habíamos estado estudiando de cerca cómo las moléculas de olor (como el olor de sudor) podrían estar unidas a las fibras y cómo podrían ser liberadas nuevamente de las mismas. Precisamente esta unión de las moléculas a las fibras es una manera eficaz de mantener los olores lejos de la nariz. Así que nos topamos con la idea de aplicar el mismo principio a los alérgenos.

    Thomas Múller, Centa-Star: La investigación en el Instituto Hohenstein descubrió que los alérgenos tienen una carga positiva. Así que en conjunto se planteó la idea de desarrollar un producto para las personas que sufren alergias, usando el principio físico de atracción magnética - en lugar de los recubrimientos pesados y biocidas que se había utilizado hasta entonces.

  2. ¿Cómo surgió la asociación con Centa-Star?

    Dr. Hammer, Hohenstein: Centa-Star and Hohenstein han estado trabajando juntos desde hace algún tiempo. Así que Centa-Star es miembro de nuestro Consejo Científico, un comité integrado por representantes de la industria y asociaciones que asesora a los investigadores de Hohenstein en la conversión de los resultados de la investigación en aplicaciones industriales. Después de todo, los mejores resultados de la investigación son de poca utilidad si no tienen significación práctica. Entonces, a partir de una serie de charlas, decidimos trabajar juntos en este proyecto.

  3. ¿Cuáles fueron los principales desafíos de AllergoProtect?

    Thomas Müller, Centa-Star: La unión de los alérgenos necesitó ser muy eficaz. Pero al mismo tiempo, los efectos tenían que ser reversibles; es decir, tener la posibilidad de eliminar los alérgenos a través de la lavadora. Y claro, los materiales que fueron usados necesitaron, en si mismos, ser amigables con la piel, no alergénicos y examinados en innumerables pruebas y ensayos con voluntarios. Al final de este largo proceso, los productos fueron exitosamente galardonados con el Sello de Calidad y Certificados bajo el Estándar 100 de OEKO-TEX. Por último, pero no menos importante, la comercialización de este nuevo producto de una manera fácilmente comprensible también fue todo un reto.