El cliente digital modifica el ciclo de la moda

Por Gabriel Farías Iribarren
http://gabrielfariasiribarren.com/

Clientes impredecibles y más exigentes

Desde hace ya unos años, los consumidores de moda vienen interactuando digitalmente con sus marcas preferidas y, cada vez, se sienten más cómodos con sus compras globales en línea. Esta realidad de nuestros días obviamente ha sido generada por el impulso de las nuevas tecnologías. El despertar de nuevas necesidades y que los patrones de comportamiento de los compradores se vuelvan cada vez más sofisticados, hace que las empresas intenten seguirles el ritmo pero que no siempre lo logren. Los consumidores son cada vez más difíciles de predecir.

Consumidores globales que están “siempre on line”

Los clientes pasan todo el tiempo conectados; por ello están más informados y, sobre todo, en contacto permanente con otros consumidores globales. Así logran conocer más profundamente a sus marcas de referencia y a sus competidoras. Exhaustivamente, llegan hasta sus valores y juzgan la autenticidad de las mismas. Por todo ello, como enunciábamos al principio del artículo, se vuelven más exigentes y menos predecibles.

Hablamos de un perfil de cliente totalmente nuevo que, por poseer acceso mundial, inmediato y permanente a la información, elige hacer un mix de productos de diferentes marcas; no es leal a una misma, compra en distintos segmentos del mercado, requiere personalización y desea conectarse a valores que sean genuinos y que estén profundamente arraigados.

La gran oportunidad es descubrir el deseo del nuevo consumidor

Si bien en principio podríamos asumir que esta nueva situación es un desafío complicado, si miramos con más atención y lo analizamos en profundidad nos daremos cuenta que en realidad constituye una gran oportunidad para todas aquellas marcas de la moda que logren conocer que es lo que quiere y desea el consumidor en este preciso instante.

A medida que los clientes utilizan la tecnología para mejorar su experiencia de compra, las empresas deben aprovechar la situación para obtener más información y generarles nuevas alternativas. Hoy, más que nunca, las marcas de moda necesitan contar con una visión global de sus consumidores para comprender qué les gusta, cuáles son sus deseos, dónde y cómo compran.

Sin lugar a ninguna duda, las marcas ganadoras serán todas aquellas que inviertan en la tecnología más adecuada para detectar, comprender y satisfacer las necesidades actuales de sus clientes.

Para la cadena de abastecimiento, satisfacción instantánea del cliente significa más velocidad

Ésta actual y constante intención de las empresas de la moda de crear demanda adicional a un cliente mucho más exigente ha generado que la cadena de aprovisionamiento textil deba aumentar la velocidad de gestión, y buscar una producción y una entrega del producto lo más rápida posible.

El objetivo está muy claro: las marcas textiles tratan de incrementar las ventas respondiendo más rápidamente a la demanda del mercado, al deseo del consumidor.

Este ya famoso modelo de “Pronto Moda” no muestra signos de desaceleración. Muy por el contrario, las marcas se han movilizado e invierten para no perder posiciones en esta nueva era digital; ya sea generando gratificación inmediata o creando nuevos canales de distribución. Un ejemplo actual y claro de esta situación lo constituye el nuevo modelo “veo ahora, compro ahora”.

La irrupción de las plataformas de venta “on line”

Todos pudimos observar que, sin pausa alguna, las plataformas y las estrategias digitales se generaron, desarrollaron, se hicieron mucho más sofisticadas y, finalmente, se integraron completamente en el mercado. Tal vez, el mejor ejemplo sea Amazon que estratégicamente ha entrado en el negocio de la moda de la mano de sus propias capacidades y cualidades. Al día de hoy cuenta con siete marcas propias de moda que se venden exclusivamente en su Sitio Web.

Por este análisis precedente nos queda muy claro que la compra “on line” está acelerando el competitivo mecanismo de la Industria de la Moda, cambiando nuevamente su ciclo de vida y, por ende, su aprovisionamiento.

Observamos un surgimiento del uso innovador de las herramientas digitales para vincularse con los clientes de una nueva manera, en pos de aumentar los índices de ventas. Todos estos cambios tienen repercusión directa sobre el abastecimiento de la marca, la actividad y gestión de sus oficinas en origen y la de sus proveedores habituales.

El nuevo modelo de concepción del producto genera el cambio del ciclo de la moda

Desde esta nueva realidad se generan una serie de circunstancias totalmente disruptivas para el sector de la Moda y la Industria Textil.

Llegaremos a ellas a través de estas tres preguntas y sus respectivas respuestas.

¿Qué ventaja competitiva posee una plataforma de venta “on line” sobre las marcas tradicionales para “producir moda” y ser exitosa?

La gran cantidad de información comercial y su posterior “análisis de datos”.

¿Por qué este nuevo modelo alterará el ciclo de la moda y cambiará definitivamente la creación del producto y su aprovisionamiento?

Porque cambia el enfoque del modelo de “oferta-demanda” a “demanda-oferta” y la creación desde el diseño prospectivo al análisis de datos predictivo.

¿Por qué gran parte de la Industria de la Moda, seguramente, pondrá su atención en las tendencias definidas por esta empresa y sus marcas?

Porque están concibiendo y produciendo el producto que el cliente quiere en este preciso momento.

Nos reencontraremos seguramente en el próximo artículo analizando otros cambios disruptivos de nuestra apasionante Industria de la Moda.

¡Aquí nos vemos! ¡Gracias!