La Normalización y Evaluación de la Conformidad: de las aulas a las empresas

Por Francisco Ordóñez Ordóñez

La elaboración de productos de alta calidad es la preocupación recurrente de las empresas mexicanas de la Industria del Vestido. Para ello están en busca constante, en base a sus economías, de mejorar: ubicaciones, instalaciones, maquinaria, materia prima, métodos productivos y mano de obra, entre otros.

La mano de obra calificada deficiente, tanto del personal operativo como de los mandos medios y altos mandos, genera muchos desperdicios (de tiempo por retardos, entregas a destiempo, reprocesos, materias primas echadas a perder, baja productividad, mal acomodo de maquinaria – lay out- y baja calidad de los productos en forma general).

La buena formación del personal, en el caso de mandos medios y altos, inicia desde las escuelas de nivel medio superior y superior. La vinculación entre escuelas y empresas es primordial, debido a que con la retroalimentación de ambas da como resultado que los programas educativos contengan materias con temas que cubrirán las necesidades técnicas específicas que los procesos productivos demandan para elevar la productividad y la calidad de los productos.

En todo el mundo, las empresas líderes soportan la calidad de sus productos y servicios en la: Normalización (especificaciones, métodos de ensayos, nomenclatura, simbología y terminología de reconocimiento universal) y la Evaluación de la Conformidad (aplicación de procedimientos de evaluación normalizados, para determinar el grado de cumplimiento que tienen los productos y servicios con respecto a una especificación).

La Normalización y Evaluación de la Conformidad son herramientas técnicas (conocimientos) que deben ser integradas a los planes de estudios de las escuelas de Ingeniería Textil, Diseño de Modas y carreras afines.

¿Por qué integrar una materia de Normalización y Evaluación de la Conformidad en una institución?

La Organización Internacional para Normalización (ISO) está integrada por 163 países, los cuales han establecido un Sistema de Normalización y Evaluación de la conformidad, que es aceptado por todos los países miembros y que busca que los productos y servicios tengan una garantía en cuanto a seguridad, confiabilidad y buena calidad. La Normalización y Evaluación de la Conformidad son, para la empresas, herramientas estratégicas que bajan los costos (menores desperdicios y errores, y aumentan la productividad), ayudan a incursionar a nuevos mercados y facilitan el comercio mundial libre y justo.

Los profesionistas que desde las aulas adquieren los conocimientos de normalización y evaluación de la conformidad tienen la ventaja de saber cómo aplicar las normas adecuadamente y cómo evaluar si dichos productos o servicios cumplen o no con los estándares internacionales o nacionales.

Actualmente en México son pocas las instituciones que en sus programas de estudios contienen materias referentes a la Normalización y Evaluaciones de la Conformidad; dentro de éstas se encuentran: La Escuela Superior de Ingeniería Textil (materia: Metrología Normalización y Ensayos Textiles), Universidad de Londres (materia: Normalización y evaluación de la Conformidad) y Universidad Iberoamericana (materia: Comercio, normalización textil y aduanas).

La Normalización y Evaluación de la Conformidad es una materia obligada en instituciones que ofrezcan carreras técnicas de cualquier ramo industrial y claro, dentro de ellas, carreras de Ingeniería Textil, Diseño de Modas y afines.

Para mayores informes contáctame por estas vías:

Ing. Francisco Ordóñez Ordóñez
Tel 5533 3145
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.