“Trabajan para vivir, más no viven para trabajar…”

Por DM Diana Ávila Blanquet

Quiero platicarles una profunda reflexión:

La gran mayoría de nuestra Generación X tiene hijos que entran en el rango de los MILLENIALS, Generación Y o Peter Pan (¿será por aquello del país de nunca jamás?), o será mejor la Generación de The Little house on de prairie (drama televisivo american western, 1974-1983, protagonizado por Michael Landon y Melissa Gilbert, caracterizado por la inocencia y candidez de sus personajes).

La verdad es que en nuestros hijos MILLENIALS, las características no se cumplen al 100% en todos los casos, pero sí está claro para nosotros que “ellos” enfrentan un mundo más complejo y competido (global), y que toda la Tecnología que tienen al alcance es una ayuda pero también un reto; tienen muchas herramientas, pero también demasiada competencia, donde el “mejor” gana.

Aquí la carrera al más astuto, con sentido común pleno, inteligencia emocional y otras aptitudes y estrategias aprendidas en casa y en su entorno histórico-social, les ayudarán en esta reñida competencia.

Esta generación está muy preocupada por estar bien preparada; se ocupan por estudiar en la mejor universidad, hablar más de dos idiomas, estar enfocados en compartir la vida con amigos y parejas a fines a ellos y sus intereses. “Trabajan para vivir, más no viven para trabajar” como nuestra generación. Disfrutan la vida de manera muy distinta a las generaciones anteriores; les gusta viajar pero no son exploradores y prefieren las comodidades.

Los MILLENIALS serán mayoría en el mercado laboral en el 2025; esto es algo que las empresas deben considerar desde hoy, pues sus características, preferencias, estilo de vida y objetivos, entre otras cosas, son radicalmente distintos a otras generaciones anteriores. Por ello hay que romper paradigmas y adaptarse, de lo contrario el escenario será muy complicado.

Serán más de 75 millones de personas para el mercado laboral, y contratar MILLENIALS tiene muchas ventajas. Mantenerlos interesados y motivados es UNA PRIORIDAD.

El MILLENIAL tiene una orientación hacia un definido plan de carrera con la posibilidad de una promoción; está siempre interesado por el clima laboral de las organizaciones.

Tiene ambición por grande y rápido crecimiento laboral y profesional, y por eso estos jóvenes son un mercado difícil de atraer.

Ellos buscan evaluar que oportunidades existen y analizan como alcanzar sus sueños; priorizan sus ideales y felicidad, así pues pueden cambiar rápidamente de plan profesional.

Prueban diversas formas y sectores productivos, por lo que parecieran llevar sus carreras por accidente, más que por estrategia. Se caracterizan por ir de un trabajo a otro de modo casi constante. Esta generación reta a reclutadores y Recursos Humanos para crear estrategias de retención con incentivos.

Ellos piensan que deben aprovechar al máximo la primera etapa de sus carreras dando señales de confianza, interés, firmeza y aprovechando su necesidad de interacción social y deseo de avance rápido.

Cabe hacer mención que son una generación apasionada y entregada, siempre y cuando sus empleos estén alineados con su escala individual de valores, por lo que eligen a la empresa en la que quieren trabajar y no al contrario.

La trayectoria laboral es una carrera donde no se premia la velocidad sino la calidad, la cual se obtiene a partir del desarrollo de las propias habilidades y capacidades, por lo que si el esfuerzo es sostenido y constante su carrera dentro de una organización será más sólida.

El comportamiento personal es un hábito, por lo tanto es un proceso interactivo y repetido; aprendemos por modelos y las conductas se generalizan en todos los ámbitos en que actuamos. Nuestra conducta es en función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones; es así que somos responsables de nuestra vida, por lo tanto tenemos la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. Necesitamos tener objetivos claros, realistas y alcanzables. Necesitamos conocer nuestras debilidades y fortalezas.

Las organizaciones tienen el desafío de aprender a liderear a estos jóvenes con características tan peculiares y diferentes a las conocidas, otorgándoles las herramientas para desempeñarse como futuros talentos.

Se debe lograr un entendimiento y adaptación, de esta manera se tendrá una próspera cohesión con la generación Y.

Es un buen momento para replantearse cómo personas acordes con sus habilidades, actitudes y aptitudes pueden aportar ideas innovadoras que enriquezcan su plan de vida laboral que será en beneficio de la empresa.

El emprendimiento y el desarrollo es un característica de esta generación; el impacto que tiene la tecnología en ellos hace que se piense en decir adiós a los horarios laborales inflexibles. Esto tiene que ver también con que en esta época el costo beneficio es menor, ya que desplazarse de un lugar a otro tiene costo muy alto; el primero, EL TIEMPO, la sobrepoblación vehicular en las grandes ciudades, el costo de los combustibles, etc.

Gracias a la tecnología que ellos (millenials) dominan de sobra, ahora es muy fácil y cada día más común el homeworking, algo a lo que todos debemos adaptarnos.

Significa un gran ahorro en todos los insumos que necesita una empresa: luz, agua, instalaciones, etc.

Les recomiendo el libro “Marketing para MILLENIALS”, Jeff Fromm, 2013 y “MILLENIALS con niños, Jeff Fromm, 2015. Aquí explica el Dr. Fromm, como esta generación en su edad más productiva, llegará a ganar hasta $500 mil al año.

El MILLENIAL tenderá a ampliar su gasto, pero estarán siempre conscientes de sus compras.

Poseen un gran perfil en este sentido y se estima que aproximadamente ahora tienen un poder de compra de $1,300 mil millones al año, de acuerdo al Boston Consulting Group. Este mismo informe señala que más del 85% posee un teléfono inteligente.

Hay otro gran detalle de esta generación: se tiene una idea errónea que sacrificarán la buena paga por un trabajo que les guste. Aún cuando quieran producir impacto y amar su trabajo NO SON TAN ALTRUÍSTAS. Nunca van a trabajar por un salario bajo.

Saben y quieren ser personas bien construidas y con un buen equilibrio entre el trabajo y su tiempo personal; se interesan por empresas “cool”, menos exigentes y que ofrezcan dinero real y no solo ventajas de palabra.

Por esto y más es muy importante el ámbito laboral de esta gran GENERACIÓN MILLENIALS.

Fuente: http//www.shrm.org/hrdisiplines/technology/farticles/pages/how technology. Will impact millenialsat. work.aspx#sthash,PF6ZeRw1dput

#desarrolloOrganizacional
#PAEMX#RHGeneracional